Ingeniería sostenible en recursos geológicos

Retos y Posicionamiento

A pesar del crecimiento considerable de las energías renovables, las proyecciones de consumo energético en el mundo para el año 2035, muestran que el 75% de las necesidades energéticas mundiales serán cubiertas por las energías fósiles. El 40% de los recursos necesarios para subvenir a estas necesidades de aquí al 2050 son aún inciertas. Es en este contexto que el Instituto Carnot apuesta en las energías del subsuelo, -principalmente en los hidrocarburos- y los retos medio ambientales que esto conlleva.

ISIFoR se centra en el desafío de la transición energética, que agrupa dos dimensiones clave:

    • Desarrollo : la energía es la clave esencial en el crecimiento económico. La energía debe estar disponible y su costo contenido.
    • Sostenible : el calentamiento global y la contaminación (aire, agua, suelo) constituyen dos retos mayores en el futuro.

Para responder al desafío de la transición energética, cuatro ejes pueden accionarse al mismo tiempo. ISIFoR participa en cada uno de ellos:

RETOS SOCIO ECONÓMICOS EJES TECNICO-SECTORIALES DE ISIFoR
Controlar los riesgos y reducir la huella medio ambiental de las actividades de exploración y de producción de las energías fósiles en los yacimientos convencionales y no convencionales
  • Ciclo del agua
  • Técnicas fiables de exploración-producción de los recursos no convencionales
Evitar una crisis en la oferta mundial de las energías fósiles mejorando las técnicas de exploración y de producción
  • Aumento en los índices de recuperación de los yacimientos en explotación
  • Nuevas técnicas de explotación de los yacimientos complejos
  • Nuevas técnicas de exploración de las cuencas fronteras
  • Mantenimiento de la explotación en  las instalaciones
Desarrollar técnicas de descontaminación, de reducción, captura y almacenamiento de desechos y residuos
  •  Almacenaje de CO2
  • Almacenaje de energías
Apoyar el desarrollo de las energías descarbonadas, el ahorro de energía y en los transportes bajos en carbono
  • Geotermia profunda